Experiencias San Sebastián

Participantes

De 2 a 7 persona/s

Precio

2 personas: 575€

Persona extra: +155€

Niños (10-17): +85€

Menores de 10: gratis

Para grupos mayores de 6 personas contacta con nosotros

Duración

Entre 9h y 10h

INCLUYE

Guía profesional, transporte, visita guiada, cata de 8+ vinos de alta calidad, cata de aceite de oliva local, picoteo, menú tradicional y agua. 

LUGARES

Dos bodegas en la Rioja Alavesa y Rioja Alta, Briones

HORARIO

Salida 8:00h

 

Un día en Rioja

Pueblos y vinos. Vinos y pueblos. De lo que se trata es de visitar unos y de bebernos los otros. Hay un poco de todo: pueblos medievales encerrados tras una muralla, vinos jóvenes y arriesgados, museos dedicados a descifrar la historia del zumo de uva, el río más largo de España y una comida típicamente riojana compuesta por cinco platos y diseñada para ser maridada con los vinos perfectos. ¿Qué puede salir mal?

El Barrio de la Estación de Haro es conocido por las numerosas bodegas que se levantaron aquí, cerca de las vías del ferrocarril para así transportar más fácilmente los toneles de vino. Aquí conoceremos una gran bodega centenaria en la que cataremos una selección de sus mejores vinos, desde los más clásicos hasta los caldos más atrevidos y jóvenes, alineados con las últimas y más revolucionarias tendencias. El vino no es el único líquido mágico que se trabaja por estas tierras. Como Rioja es, también, uno de los puntos más norteños de España en el que trabaja el oro líquido del país (el aceite de oliva), nos acercaremos a Ollauri a hacer una cata de un delicioso aceite de oliva virgen extra (aquí lo llamamos AOVE para abreviar).

Parte vieja

Toca visitar dos pueblos con encanto. Primero, San Vicente de la Sonsierra, construido en lo alto de una colina (siglos atrás, estas tierras eran un lugar peligroso, tanto que había que refugiar los pueblos en lugares poco accesibles) y desde allí obtendremos inmejorables vistas sobre el río Ebro, el mar de viñas y las colinas que salpican este valle tan alterado por la mano humana. Luego acudiremos hasta Briones en busca de un poco de autenticidad: calles varadas en el pasado, una imponente iglesia gótica o edificios de vieja piedra arenisca en el que es uno de nuestros pueblos favoritos del norte de España.

Sagrada comida

En Rioja la hora de la comida (y la gastronomía, claro) es una cosa sagrada. Por ello, acudiremos a un restaurante especializado en cocina tradicional riojana con un toque de modernidad, menú degustación de cinco platos y, check this out, maridaje con vino. La familia al frente del negocio está tan enamorada del vino y la cultura gastronómica que también cuenta con una bodega y, redoble de tambores, un museo que explora las relaciones entre el ser humano y el vino. No hace falta que os digamos que son unos locos del vino.

Vino, vino y vino

Finalmente, visitaremos una pequeña bodega familiar que nos explicará no sólo su método de trabajo sino el de otras muchas empresas similares (independientes, valientes y con una estructura muy sencilla) que aportan gran valor a la cultura vinatera española. Esta en concreto produce algunos de los vinos más prestigiosos del país, dato que podréis comprobar (y juzgar) porque haremos un recorrido completo y podréis catar los frutos de su trabajo.

Experiencia gestionada por